Consejos para realizar el mejor afeitado

Cuando éramos pequeños, seguro que más de uno soñabais con crecer para poder afeitaros como veíamos en las películas, con una espuma de brocha y una navaja. Pero conforme hemos ido creciendo la tarea del afeitado puede que se haya convertido en una odisea diaria, sobre todo para aquellas personas que tienen la piel demasiado sensible a las cuchillas de afeitar. Además el corte a cuchilla y brocha nos lleva más tiempo de lo normal, por lo que finalmente hemos optado por máquinas eléctricas o bien maquinillas de afeita de usar y tirar.

Ahora que la moda hipster ha comenzado a pasar de moda y las caras completamente limpias vuelven a estar de moda, en Tener Clase os vamos a enseñar los tres pasos necesarios para realizar el mejor afeitado, el mejor afeitado que nos ofrecerá unos excelentes resultados.

Preparar la piel

Como bien nos han enseñado desde pequeños, en primer lugar debemos humedecer la cara con un poco de agua tibia, aunque lo más recomendable es hacerlo con un trapo mojado en agua caliente y situarlo sobre la barba para que los poros comiencen a abrirse. Justo antes de poner la espuma, debemos pasarnos un exfoliante, que nos ayudará a quitar las impurezas previas que podamos tener en la piel.

¿Espuma, crema o jabón?

Si alguna vez habéis ido a un barbero a que os retoquen la barba, seguro que habéis visto como no ha utilizado ni espuma ni crema para enjabonarnos la cara. Hace uso de jabón de toda la vida y lo aplica con una brocha, esta es la mejor forma de cubrir de forme homogénea toda la superficie que queremos afeitar.

Afeitado

Siguiendo el punto anterior, los peluqueros no utilizan ni máquinas eléctricas ni cuchillas de afeitar, sino que hace uso de una navaja. Las navajas de afeitar nos permiten llegar a cualquier parte de nuestra cara además al estar compuestas por una única hoja, evitar que la piel se irrite al hacer varias pasadas para ajustar el afeitado.

El uso de navaja es ideal para aquellas personas que tienen la piel muy sensible, ya que tanto la máquina eléctrica como las maquinillas con múltiples cuchillas realizar tres (si dispone de tres cuchillas) pasadas seguidas por la misma zona sin dar tiempo a que se recupere momentáneamente.

Post afeitado

Una vez hemos acabado la tarea del afeitado, debemos quitarnos los restos de espuma de la cara con agua tibia, para posteriormente hacerlo con agua fría, para que los poros que pudieran estar todavía abiertas acaben por cerrarse.  Si además queremos darle un toque de hidratación, podemos hacer uso de un after shave sin alcohol.

Te puede interesar

Suscríbete

Suscríbete a nuestra web y recibe en tu email todas nuestras noticias. Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.