Depilación masculina: la cera

0 Flares 0 Flares ×

La depilación con cera es uno de los métodos más antiguos que se conocen para eliminar el vello no deseado. Es un método de depilación que destaca por su eficacia, consiguiendo resultados duraderos y prolongando los períodos que se necesitan entre depilaciones.

Sin embargo, depilarse con cera es uno de los grandes temores de los hombres. El miedo al dolor todavía es un gran hándicap para el público masculino, un temor que debe ser desterrado. La depilación con cera es dolorosa, sí, pero no tanto como puedes pensar. Prueba a depilarte en una zona pequeña para que veas que no es para tanto.

Las grandes ventajas de este método son la rapidez y la eficacia. La cera, al arrancar el vello de raíz, consigue resultados más duraderos. Además, debilita el vello poco a poco haciendo que tarde más en salir y cada vez sea más fino.

Hay tres tipos de cera: fría, tibia y caliente. Para los más inexpertos, os recomiendo lasbandas depilatorias, muy sencillas de utilizar, o las ceras tibias en roll-on para calentar en el microondas. En el mercado encontrarás varias marcas que ya tienen sus propias ceras para el público masculino

La cera caliente, más eficaz pero engorrosa, es mejor dejársela a los profesionales. Si elijes esta opción, será mejor que acudas a un centro de estética para que te hagan la cera. Y recuerda que este tipo de cera no está recomendada a personas con problemas circulatorios, que sufran de varices o con mucho vello.