Depilación, pasos posteriores

Ya nos hemos armado de valor y hemos ido a depilarnos. Ahora mismo somos algo muy similar a un pollo recién desplumado y aquel que nos toque la zona irritada conocerá nuestro buen sentido del humor. Para intentar sobrellevar mejor este doloroso trago y que el resultado sea óptimo, aquí van algunos consejos.

Lo primero y principal es no ponerse prendas muy ceñidas. Lo único que conseguiremos es mayor molestia. Por supuesto que queda tajantemente prohibido tomar el sol en un par de días. Cuando nos duchemos, mejor el día siguiente de depilarnos, aplicaremos abundante agua fría sobre la zona depilada para aliviar la irritación.

Uno de los principales problemas que tiene la depilación es que a muchos hombres se les enquistan los pelos al salir. Para evitar esto, y además contrarrestar la gran irritación a la cual se le somete mientras que nos depilamos, es obligatorio hidratar al máximo nuestra piel. No sólo el día que nos depilemos, tres o cuatro días posteriores debemos aplicar una buena crema hidratante en la zona y de forma abundante. No es suficiente con una vez al día, dependiendo del tipo de piel, son necesarias dos o tres aplicaciones diarias de hidratante corporal.

Otra buena ayuda para que no aparezcan pelos enquistados son los guantes de crin. Unos días antes de que empiece a salir el vello, frotaremos sobre la zona afectada para ayudar a que salgan.

Y vosotros, ¿qué trucos utilizáis para sobrellevar mejor la depilación y evitar la aparición de pelos enquistados?

Suscríbete

Suscríbete a nuestra web y recibe en tu email todas nuestras noticias. Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.