Una alternativa en el mundo de las gafas elegantes: Dita

Dita Optical Collection no es una simple empresa de fabricación de gafas, ya que entre sus clientes se encuentran incluso quienes no las necesitan. Estos elegantes marcos están hechos de acetato Zyl, un producto muy exclusivo y fabricado en Japón.

Dita estrenó su primera colección en 1996, creando gafas que imitaban el diseño de vanguardia en la década de los 50 y los 80. No en vano sus cofundadores son hijos de dos de los más importantes diseñadores de gafas del siglo XX.

Entre sus modelos más vendidos se encuentran gafas de sol que Brad Pitt ha lucido en películas muy taquilleras como El club de la lucha, también muchos artistas vinculados al mundo musical han avalado la calidad de los productos de Dita para aparecer en numerosos actos públicos.

Pronto se convirtió en una alternativa de marca de gafas de etiqueta, y el boom llegó, sin embargo, cuando entre sus clientes comenzaron a aparecer nombres como Brad Pitt, las hermanas Olsen, Kate Hudson y Eva Méndez.

Fue a partir del desarrollo que alcanzó cuando los más prestigiosos actores avalaron su trayectoria cuando Dita se convirtió por excelencia en la marca más de moda de fabricación de gafas alternativas para vestir de forma elegante.

Hasta los edificios que Dita tiene en todo el mundo (especialmente en Los Ángeles) son un exponente del lujo; con una arquiteca basada en las empresa más prestigiosas que fabrican también escenarios para Hollywood y premiada y publicada como ejemplo de diseño por numerosas revistas de interiores.

En su página web podemos encontrar todo tipo de gafas con precios que van desde los 400 a los 6.000 euros.

Te puede interesar

Suscríbete

Suscríbete a nuestra web y recibe en tu email todas nuestras noticias. Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.