Look de hoy: Noche de póker

Camisa de La Martina: Las camisas de La Martina se caracterizan esencialmente por dos cosas: ser caras…y ser horteras. Probablemente la segunda característica sea intrínseca a la primera, y más que horteras, se podría decir que se nota que son caras. Algunos modelos se salvan, como el propuesto. Además, se trata de hacer un poco de ostentación esta noche. Beige con logos en verdes y escritos en beige oscuro. Arriesgado pero sin dar la nota.

Vaqueros de True Religion: Misma tónica que la camisa. El característico bordado de la marca en forma de U en los bolsillos posteriores indica el precio del pantalón. Quedan bien, para qué engañarnos, son juveniles y perfectos para llevar con unas zapatillas como las que se proponen hoy. Aportan un aire rockero y desenfadado si se llevan un poco más largo de lo adecuado. Slim fit, obviamente.

Cartera de CH Carolina Herrera: Te acercas a la barra, pides una bebida y sacas la cartera. Este simple gesto importa más de lo que piensas. Pide una Coca-Cola y quedarás mal, paga con un billete de cinco y quedarás aún peor. Todo cuenta, por eso buscamos una cartera que se note de donde es, y el bordado de CH es bastante delator. No hace falta llevar Louis Vuitton ni Gucci todos los días.

Zapatillas de Converse by John Varvatos: Bastante más selectas que las Converse normales, por supuesto. En beige claro, a juego con la camisa, sigue con la tónica del look despreocupado idóneo para la noche. Habrá gente que no sepa que llevas unas zapatillas de uno de los diseñadores más vanguardistas de la época, pero créeme, ganarás muchos puntos entre la gente que sí lo sabe.

Chaqueta Belstaff: Me encantan, son mi debilidad. A veces deseo que haga algo de aire sólo para tener excusa para ponerme una. Al igual que la camisa, los pantalones y todo en general, determinan cierto status, que es de lo que se trata en esta ocasión, nuevamente sin llegar a parecer excéntrico.

Reloj de Breitling: Windrider Chrono Cockpit. Se supone que buscábamos un cierto grado de ostentación, ¿no? Pues la mejor forma de conseguirlo es un buen reloj, o en su defecto, un reloj cantoso. Este Breitling cumple ambas premisas, buena maquinaria de una marca respetada, y oro rosa, mucho oro rosa. En la caja, en el bisel, en la corona, en el cierre, en la esfera….oro rosa por todas partes. El reloj se verá desde cualquier parte de la ciudad en el momento que coincidan en él dos focos de luz.

Y para acabar esta noche de póker, una cita célebre: Si en cinco minutos no sabes quién es el primo…es que tú eres el primo.

Te puede interesar

Suscríbete

Suscríbete a nuestra web y recibe en tu email todas nuestras noticias. Además, como suscriptor podrás enterarte y participar en nuestros concursos.
  • Juan

    la leche…me gusta el look la verdad, pero no es asequible para todos los bolsillos ni mucho menos, de cuánto $$$ se supone que estamos hablando? Porque solo en el peluco se deben ir ya unos cuantos miles…

  • Javier

    Hola Juan, me alegra que te guste el atuendo.

    Se trata de un conjunto bastante caro sí, pero bueno, estamos hablando de marcas bastante exclusivas y, por tanto, de precios elevados.

    A grandes rasgos, te podría decir que la camisa no baja de los 200, los pantalones unos 260, la cartera 155, las Converse 125 más, y la chaqueta sobre 550. En el reloj, estás en lo cierto, se van ya unos cuantos miles.

    Un saludo

  • Pipii

    Me encanta esta sección del Look de Hoy, me ayuda con sugerencias para mi próximo look.

  • Carlos Gallardo

    Hola Javier, me encanta todo lo que encuentras, ofreces, me vuelvo loco buscando tus propuestas, tanto es así que llevo meses buscando unas zapatillas de Comme des Garçons, en ante, del estilo de las Converse, pero en España no las encuentro. Tú me sabrías decir donde puedo encontrar y conseguir, puedo tener alguna esperanza? Gracias