tendencias1chaquetadoblebotonadura

Tendencias primavera 2012: chaquetas con doble botonadura

33 Flares 33 Flares ×

La nueva temporada está repleta de novedades para tu armario y yo me voy a encargar de darte las claves para que te hagas con lo más in. Primer paso: conseguir una americana con doble botonadura, una prenda de lo más versátil que aplicarás en tus outfits más casuales para darles un twist de elegancia.

Los botones ‘a pares’ entraron sigilosamente en el 2008, sobre abrigos, gabardinas y casacas de estilo militar. El año pasado hicieron un poco más de ruido vistiendo americanas de aires sport. Y este 2012 han venido para quedarse transformando blazers casuales, así como aquellas que vienen ‘adheridas’ a un pantalón, que se traduce en lo que conocemos como traje de chaqueta.

Las americanas de doble botonadura son uno de los must have de esta primavera y las podemos encontrar de todas las formas y colores. Los tonos tierra están de moda, de eso no hay duda. Pero seamos sinceros: no sientan bien a todo el mundo. Hay que tener unas facciones y un color de pelo determinados para llevarlos con orgullo: piel dorada o morena, cabello negro o rubio con reflejos dorados… Por ello, el look central de Topman sólo es apto para aquellos que cumplan esos requisitos, o lo que se denomina en la teoría de la colorimetría del personal shopper: los que sean ‘otoño’.

Pero no os preocupéis, esta temporada podemos ir también súper trendies con americanas de doble botonadura en colores azules (a la izquierda Zara, a la derecha H&M), grises (abajo a la izquierda Viktor & Rolf) y negras (a la derecha Maison Martin Margiela). El secreto: ¡Cómo combinarlas! Para los más ‘conservadores’ y de aires preppy no olvidéis una buena camisa blanca o de rayas, pantalón khaki, cinturón trenzado y… ¿en los pies? mocasines o zapatos de piel de ante en colores vivos (verdes, azules, amarillos, naranjas, etc). Los más atrevidos pueden optar por una camiseta blanca de cuello redondo o pico, pantalón chino cortado en el tobillo o skinny jeans en tonos flúor y brogues o romanas en los pies.

Recuerda: la prenda debe adaptarse a tu estilo, no tu estilo a la prenda.